Unidad de la Tradición - Asram Vidya España

Vaya al Contenido

Menu Principal

Unidad de la Tradición

Unidad de Tradición

En todos sus escritos, Ráphael tiende a estimular la conciencia del lector y a interesarlo en una "toma de posesión" del Conocimiento. Su objetivo principal es proporcionar al lector "atento" y "cualificado" el sendero que mejor se adapte a su estado de conciencia y a su tipo de mente para que pueda acercarse a ese único Conocimiento que sólo la mente analítica, por ser precisamente limitada, puede clasificar como "oriental" u "occidental".

 En los escritos de Ráphael y en sus comentarios a los textos, se hallan amplias referencias a las distintas Enseñanzas tradicionales; se encuentran también analogías útiles a los que desean penetrar en el estudio comparado de las distintas Doctrinas y en el espíritu de la unidad de la Enseñanza.

 A menudo, en las obras de Ráphael se encuentra la palabra "comprensión". Por comprensión Él entiende saber fundir en uno mismo sujeto y objeto, "tomar en uno mismo un dato". Podemos acercarnos a un objeto (interno o externo) para adquirir una simple noción o para alcanzar una identidad conocedora. En el primer caso se trata de erudición (dualidad), mientras que en el segundo se trata de conocimiento-realización (identidad), o sea, " se vive el contenido conceptual, se penetra en la esencia de una cosa". Esta manera de comprender hay que entenderla como medio para descubrir la Verdad y "ser" contemporáneamente la Verdad.

 Quien ha leído los libros de Ráphael habrá podido notar cómo Él tiende a manifestar y a subrayar la unidad de la Tradición, sobre todo bajo el aspecto metafísico; esto, sin embargo, no quiere decir que Él se contraponga a la visión dualística, a la visión
 

k@atriya como tal (al contrario, véase cómo Él mismo ha puesto en evidencia esta visión en su versión y comentario a la Bhagavad G¤tå) ni tampoco a la visión de los varios credos religiosos, a los distintos "puntos de vista" - incluso los que son opinables.
 
 Una visión verdaderamente metafísica, si se encarna, no puede contraponerse a nada "...ya que la oposición es necesariamente una relación recíproca que exige la presencia de dos términos y, por lo tanto, es incompatible con la Unidad principial" (R. Guènon).

 Lo importante es revelar, a través del vivir y ser, parte o toda la Verdad que se ha podido contemplar. Y para todos los seres -en el tiempo y en el espacio- la expresión de pensamiento y de actuación tiene que ser adherente y coherente con el propio dharma particular. Bajo esta perspectiva, nadie lo ha "distraído" ni hechos particulares lo han desviado, y tampoco estímulos específicos -a menudo atractivos, a veces ajenos- le han afectado. El "Motor inmóvil" despierta y dirige los acontecimientos -no importa cuáles sean- sin dejarse arrastrar por ellos.

En referencia a la "Vía del Fuego", de la que Ráphael habla a menudo en sus libros (véase en particular "Tat tvam asi", "La vía del fuego según la Cábala", "La Triple Vía del Fuego"), sería oportuno subrayar que no se tratade una enseñanza nueva, de algo personal o individual, o de un sincretismo doctrinario, sino de la "Vía universal" para realizar la propia Esencia, porque, al fin y al cabo, toda Rama tradicional se manifiesta como "sendero de fuego". La "Vía del Fuego" es la "Vía" que todos los discípulos recorren cualquiera que sea la Rama tradicional a la que pertenezcan.

Página siguiente

Regreso al contenido | Regreso al menu principal